smiley-2979107_640

¿SE GESTIONAR ADECUADAMENTE MIS EMOCIONES?

🤔Te has preguntado alguna vez…

¿Cómo me relacionó yo con mis emociones?

☑️ Si ya lo has hecho, estupendo, ¡ENHORABUENA!

❎ Si no lo has hecho, te invito a reflexionar sobre ello… Déjate sentir la respuesta, no intentes redirigirla hacia ningún lado…

A veces, las estrategias que utilizamos para relacionarnos con nuestras emociones, no funcionan 💥

✔️¿Qué estrategias no son adecuadas para relacionarnos con nuestras emociones?

➡️Identificarnos con ellas: Cuando hacemos esto, no somos capaces de ver que la emoción es algo pasajero que puedo observar y que no soy yo.

➡️Luchar contra ellas: No sirve para nada, la emoción ya esta aquí y se va a quedar el tiempo que se tenga que quedar, hasta que cumpla su función.

➡️Reprimirlas: Si no la dejamos expresarse en nuestro cuerpo, terminara expresándose en forma de somatización, enfermedad, etc.

➡️Ignorarlas o taparlas con otras emociones «mejores». Es un autoengaño, ya que las emociones no desaparecen por el mero hecho de que no las deseemos.

🔎¿Sueles utilizar alguna de estas estrategias para relacionarte con tus emociones?

➡️Me gustaría que tuvieras presente que A LO QUE TE RESISTES, PERSISTE ⬅️

¿Qué significa «A LO QUE TE RESISTES, PERSISTE»?
Significa que las emociones vienen a cumplir una función concreta
Si nos peleamos con ellas, intentamos modificarlas, las reprimimos, las tapamos… no las estamos dejando desarrollarse y lo único que conseguimos es alargar aquello de lo que nos queremos deshacer.


Por lo tanto, ¿qué deberíamos hacer con las emociones?
¡DARNOS PERMISO PARA SENTIRLAS!

sea-3098951_1280

CÓMO MEJORAR LA RELACIÓN DE PAREJA: LA CAJA DE LOS ELOGIOS

Hay épocas en la que el cansancio, la falta de horas para ocuparse de uno mismo, la crianza de los hijos u otras preocupaciones hacen que se genere un ambiente malhumorado en la pareja, entrando en un bucle del que resulta difícil salir.                            

Para romper esta tendencia os propongo una actividad muy sencilla, para hacer en pareja, que seguro que puede ayudar a fortalecer la pareja y a que afloren los sentimientos positivos.

Se trata de la caja de los elogios, una idea original del terapeuta familiar estadounidense Selekman.

La caja de los elogios

Coger una caja (puede ser una caja de cartón que decoréis vosotros mismos, una caja envuelta en papel de regalo, o una que compréis especialmente para este juego), lo importante es que sea bonita y que tenga una ranura en la parte de arriba, simulando que es una hucha.

Una vez elegida la caja, debemos de elegir el lugar dónde la vamos a situar. Junto a la caja hay que poner varios tacos de papelitos.

El ejercicio consiste en que cada día, al final del día, hay que escribir en un papel algo concreto, positivo y sincero que te haya gustado en el día de hoy de tu pareja. Cada miembro de la pareja debe de pensar algo concreto que ese día le haya gustado de su pareja.

Por ejemplo, “me ha gustado mucho que mi pareja me haya dado un beso cuando he llegado a casa”.  La idea es que pensemos en cosas cotidianas que nos han gustado al uno del otro, no tienen que ser grandes cosas, sino cosas que están presentes en el día a día pero que son agradables y a veces no valoramos como deberíamos.

Después, una vez tengamos apuntado en un papel lo que nos ha gustado de nuestra pareja en el día de hoy, metemos el papelito, doblado, en la caja de los elogios.

Deberéis establecer un día a la semana para juntaros en torno a la caja de los elogios y abrirla, de esta manera cada miembro de la pareja irá leyendo sus papelitos en voz alta.

Reglas de la caja

– Solo se pueden introducir comentarios positivos dentro de la caja.

– Está prohibido mirar o abrir la caja si no estáis ambos miembros de la pareja.

– El plazo para abrir la caja (diariamente, semanalmente, cada tres días…) depende de cada pareja. Debe ser un momento para concentrarse en la actividad, sin prisas y sin estar pendientes de otros asuntos.

¿Para qué sirve la caja de los elogios?

Cuando estamos enfadados tendemos a fijarnos en aquello que nos molesta y obviamos las cosas buenas o, simplemente, las damos por hecho, en lugar de valorarlas.

Con la caja de los elogios trabajamos para darle la vuelta a esta tendencia. Es una actividad que nos obliga a poner la atención en lo bueno y a quitarle protagonismo a lo que nos molesta, rebajando la tensión.

Por otro lado, cada elogio permite conocer qué cosas son las que más le agradan a tu pareja de ti, dándote la oportunidad de potenciarlas a partir de ese momento.

Gracias a este ejercicio la pareja trabaja en equipo y se refuerzan los lazos positivos entre ellos.

¡Te invito a probar este ejercicio y a que me cuentes que tal os ha ido!