Otras terapias

Depresión y bajo estado de ánimo

Trabajamos con un enfoque integrador empleando las técnicas que han demostrado una mayor eficacia para el tratamiento de la depresión.

Es habitual que en algún momento de nuestras vidas todas las personas nos sintamos tristes, melancólicas y desmotivadas. Estos sentimientos por sí mismos no pueden considerarse patológicos, de hecho, la tristeza es una respuesta emocional normal y sana ante algo que nos ha herido o ante circunstancias difíciles que han podido tener lugar en nuestras vidas.

Sin embargo, ese estado de ánimo puede llegar a convertirse en un problema (estados depresivos, depresión) si las estrategias que se utilizan para intentar hacer frente a la situación dolorosa no son adaptativas, es decir, aparecen comportamientos que hacen que la tristeza permanezca durante mucho tiempo y/o sea muy intensa porque la persona no sabe cómo afrontarla de otro modo, apareciendo conductas como el aislamiento o la apatía, actitudes pesimistas y sentimientos de inutilidad, culpa o vacío, que interfieren negativamente en el desempeño de la vida normal de la persona.

¿Qué es la depresión?

La depresión es un trastorno del estado de ánimo donde aparecen sentimientos de dolor profundo, tristeza persistente, ira, frustración y soledad e impiden que la persona continúe con su vida diaria de forma normal durante un tiempo prolongado. La persona que padece depresión, tiene actitudes pesimistas acerca del mundo, de los demás y de sí misma; se muestra irritable y pierde el interés por las cosas con las que antes disfrutaba (anhedonia). Le cuesta mucho concentrarse y tomar decisiones, presentando también alteraciones en el sueño. Sus pensamientos más frecuentes producen culpa e inseguridad, y existe una pérdida de confianza en sí misma.

La depresión constituye hoy en día uno de los principales problemas de salud y es una de las principales causas de baja laboral.

¿Cómo solucionarla?

En el Centro de Psicología y Psicoterapia Haizea Gómez trabajamos con un enfoque integrador empleando las técnicas que han demostrado una mayor eficacia para el tratamiento de la depresión, como es la terapia cognitivo-conductual. En este tipo de terapia se utilizan técnicas que pretenden tener un efecto positivo sobre la autoestima baja, los estilos negativos de resolución de problemas y la manera de pensar y evaluar los acontecimientos que ocurren alrededor de la persona. Entre estas técnicas utilizamos la autoobservación (a través de autorregistros); la reestructuración cognitiva (detectar pensamientos irracionales y sustituirlos por creencias o ideas más realistas y adaptativas); desarrollo de habilidades de resolución de problemas (entrenamiento en habilidades sociales y en asertividad), el incremento de actividades gratificantes y el desarrollo de metas son fundamentales para que la persona pueda recuperar su ánimo positivo.

Además, utilizamos otras técnicas como el Mindfulness, que permite que la persona adquiera una serie de hábitos saludables e impulsa las fortalezas personales de cada uno, favoreciendo el bienestar personal a través de una serie de ejercicios.

5

Terapia infanto-juvenil

Intervenciones personalizadas, estableciendo una buena relacion terapéutica, para conseguir la mejor solución.

La Psicología infantil y adolescente es la rama de la Psicología que se encarga del estudio del comportamiento del niño desde su nacimiento hasta la adolescencia, y de sus dificultades. Se centra en proporcionar estrategias de afrontamiento y solución de problemas para intervenir de forma directa sobre el trastorno o problema que presenta.
Hacer terapia con un niño o un adolescente es diferente al trabajo que se realiza con un adulto.

Los psicólogos infanto-juveniles, tenemos que amoldarnos al niño o adolescente, a su forma de expresarse y a su lenguaje, habilitar un espacio para que se sienta cómodo y seguro, además de establecer una buena relación terapéutica con él, ya que esto será indicativo de un buen resultado con la terapia.

Dependiendo de la dificultad que presente el niño o adolescente, se realizará una evaluación para valorar cómo se encuentra y conocer más acerca del problema que presenta. Posteriormente, tras una devolución a los padres de los resultados, nos centraremos en el tratamiento, intervención o pautas más adecuadas.

¿Cuando acudir?

Los niños y adolescente, igual que los adultos, también pueden sentir un malestar interno cuya expresión se puede traducir en las siguientes situaciones:

  • Problemas de conducta: celos, rabietas, miedos, agresividad, desobediencia…
  • Problemas específicos del aprendizaje: dislexia, disgrafía, discalculia, etc.
  • Bajo rendimiento escolar y/o en el estudio.
  • Retrasos madurativos.
  • Problemas de estado de ánimo: ansiedad, estrés, nervios, etc.
  • Problemas de relación con los padres y de convivencia en el entorno familiar.
  • Problemas tras la separación de los padres.
  • Dificultades para dormir, pesadillas, terrores nocturnos, etc.
  • Enuresis o encopresis.
  • Acoso escolar – Bullying físico, psicológico y social.
  • Adicciones a Internet, juegos.
  • Trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad: TDA – TDH.
  • Dificultades en la relación con otros niños de su edad, timidez, agresividad, etc.
  • Autoestima y Habilidades sociales.
6

Escuela para padres y madres

Descubre los secretos de la educación de tus hijos consiguiendo una relación única, especial y mágica.

La educación de los niños es una labor apasionante, un proceso a través del cual se desarrolla el niño y se desarrolla, al mismo tiempo, el adulto que educa. Enfrentarnos a la tarea de educar puede convertirse en un gran reto para muchas familias.

No es fácil la labor de madre/padre, los niños no vienen con un manual de instrucciones de cómo tenemos que actuar como educadores en cada caso ni en cada situación. Y es muy habitual que, durante la crianza y educación de nuestros hijos, surjan muchos interrogantes como, por ejemplo:

  • “¿Qué es lo mejor para nuestro hijo o hija?”

  • “¿Qué pautas debemos seguir para un desarrollo sano?”

  • “¿Cómo conseguimos que se porte bien?”

  • además de dudas para problemas concretos “Mi hijo/a no come bien”

  • “¿Cómo controlo las rabietas?”

  • “No me obedece…”

A menudo cómo padres y madres podemos encontrarnos perdidos. Solo cuando nos enfrentamos a la crianza de nuestros pequeños nos damos cuenta de la dificultad del proceso. Sabemos que son muchas las dudas que pueden surgir cada día, sabemos que educar a un niño, es educar a una persona en desarrollo y que por lo tanto aún con unas pautas generales cada caso es único, especial y muy importante. Sabemos que, en la educación, se produce una relación única, especial y mágica, y que al educar nos educamos y aprendemos.

Además, a esto se le suma que educar con los valores de siempre, en el mundo de hoy puede ser muy complicado y nuestro día a día agotador. Por ello hoy más que nunca creemos en la necesidad de ofrecer una escuela de padres y madres. Un espacio de conocimiento, de intercambio, de aportación y de desarrollo, donde podamos resolver dudas y compartir inquietudes, donde podamos todos caminar y seguir el sueño de una educación de calidad, de una educación por y para cada uno de nuestros niños y niñas.

A través de la escuela de padres pretendemos aportar un poco de luz en este camino, ayudaros a tomar conciencia de la problemática y acompañaros en esta bonita labor que es educar. Para lograr una educación que impulse su desarrollo y no lo limite.

Psiconutrición

Aprende a comer de forma consciente para que las emociones no decidan por ti y así, mejorar tu relación con la comida. Sin dietas y sin alimentos prohibidos, adquiriendo hábitos saludables.

La Psiconutrición o Psicología de la Alimentación, es la ciencia que estudia nuestra relación con la comida. Para poder explicar y abordar dicha relación, la Psicología de la Nutrición tiene en cuenta nuestras emocionesconductas, así como nuestro contexto social y relaciones.

En el Centro de Psicología y Psicoterapia contamos con un Área de Psiconutrición, ya que entendemos la salud como algo integral y consideramos que es fundamental incorporar buenos hábitos alimenticios en nuestra vida.

Por un lado, lo que comemos tiene un efecto directo en nuestro cuerpo y estado de ánimo.

Por otro lado, la comida y nuestra mente están 100% conectados y es importante distinguir el hambre físico del hambre emocional para poder incluir una buena práctica comiendo.

 

Por todo esto, entendemos la nutrición desde el respeto a las necesidades y gustos de la persona y queremos ayudarte a encontrar una forma saludable de alimentarte adaptada a ti y tus circunstancias.

 

No entendemos una alimentación saludable sin integrar la flexibilidad. Porque importa no solo lo que comemos, sino cómo lo comemos.

 

Nuestro objetivo es acompañarte en el camino hacia una alimentación saludable y flexible más respetuosa en la que aprender a alimentarte escuchando tus necesidades.

 

¿Cómo trabajamos?

Nuestra filosofía de trabajo se basa en conocer tus hábitos y necesidades para adaptar a ello la intervención nutricional. Queremos que seas parte activa de este cambio en la alimentación desde la educación alimentaria y no desde la imposición.

Nuestro servicio consta de una primera consulta para conocer y evaluar tu historia clínica y dietética, así como tus necesidades, y posteriormente de revisiones en las que proseguir en este camino en tu tratamiento.

7

Trastornos de la conducta alimentaria

Solucionamos los trastornos de conducta alimentaria, ayudando a las personas a que dejen de ser esclavas de su cuerpo

Los Trastornos de Conducta Alimentaria (TCA) son trastornos psicológicos graves que conllevan alteraciones de la conducta alimentaria y nos llevan a relacionarnos de forma inadecuada con la alimentación y lo que la rodea.

La persona afectada muestra una fuerte preocupación en relación al peso, la imagen corporal y la alimentación, entre otros. Debido a estas alteraciones alimentarias, se pueden desencadenar enfermedades físicas importantes y, en casos extremos, pueden llegar a provocar la muerte (siendo las causas más frecuentes el suicidio o la desnutrición).

Las alteraciones de la conducta alimentaria siempre han estado presentes, pero en la actualidad son cada vez más frecuentes.

¿Quales son los más comunes?

  • Trastorno por atracón: Es decir, comer sin control. Las personas con trastorno por atracón siguen comiendo incluso después de estar llenas. A menudo, comen hasta que se sienten muy incómodos. En general, después tienen sentimientos de culpa, vergüenza y angustia. Darse atracones de comida con demasiada frecuencia puede causar aumento de peso y obesidad. El trastorno por atracón es el trastorno alimentario más común en los Estados Unidos
  • Bulimia nerviosa: Las personas con bulimia nerviosa también tienen períodos de atracones. Pero luego se purgan provocándose vómitos o usando laxantes. También pueden hacer ejercicio en exceso o pueden ayunar. Las personas con bulimia nerviosa pueden tener poco peso, peso normal o sobrepeso.
  • Anorexia nerviosa: Las personas con anorexia nerviosa evitan los alimentos, restringen severamente los alimentos o comen cantidades muy pequeñas de solo algunos alimentos. Pueden verse a sí mismas con sobrepeso, incluso cuando están peligrosamente delgadas. La anorexia nerviosa es el menos común de los tres trastornos alimenticios, pero a menudo es el más grave. Tiene la tasa de mortalidad más alta de cualquier trastorno mental.

El ideal actual de belleza impone un cuerpo cada vez más delgado y esto hace que muchas personas se preocupen de seguir dietas, consumir una serie de productos dietéticos que inundan el mercado y de hacer deporte, (a veces de una forma compulsiva o poco saludable) y todo ello, con el único objetivo de acercarse lo máximo posible, a ese ideal de belleza, de delgadez. Estas circunstancias convierten a las personas en esclavas de su cuerpo.

8

Dependencia emocional

Elimina las relaciones toxicas, anula la dependencia y ama por amor.

El hecho de sufrir en una relación de pareja lo tenemos bastante normalizado. Quien más, quien menos si no lo ha sufrido en su propia experiencia, conoce a alguien que lo ha pasado mal.

¿Por qué tan a menudo sufrimos tanto en el amor?

¿En qué momento hemos asumido que amar y sufrir van juntos de la mano?

En nuestra sociedad, sigue predominando desde hace muchísimo tiempo el concepto del amor romántico que nos hace seguir luchando por una relación, aunque ésta nos haga daño.

¿Qué es la dependencia emocional?

La dependencia deberíamos entenderla como una adicción. Como una adicción al alcohol, a las drogas o a cualquier sustancia, pero en ese caso es hacia otra persona.

Se genera un enganche toxico: como con las adicciones hay una necesidad.

Estoy contigo porque TE NECESITO.

¡No podemos estar con alguien por este motivo!

Cuando decidimos estar en pareja, el motivo principal debería ser que elegimos estar con la otra persona porque le viene bien a nuestra vida, sentimos que nos suma y nos aporta bienestar.

La dependencia también tiene síndrome de abstinencia: cuando intentamos irnos del lado de esa persona porque vemos que aquello no va bien y que no es lo que queremos, nos entra una necesidad muy grande de volver a consumir, de volver otra vez.         

Y no nos calmamos hasta que no estamos al lado de esa persona, aunque después digamos “¿Qué he hecho?”, “otra vez me he vuelto a poner aquí y tengo que volver a salir”.

¡No es fácil salir de una relación de dependencia emocional!

En el Centro de Psicología y Psicoterapia Haizea Gómez te ayudamos, en primer lugar, a detectar si estás o no en una relación de dependencia emocional y te ofrecemos diferentes estrategias y herramientas para conseguir salir de esa relación y empezar a disfrutar de tu libertad y de tu propia compañía.

9

Nuevas adicciones, conductuales o sin sustancia

¡Te ayudamos a salir de estas adicciones! Dar el primer paso es sencillo. Nosotros te ayudamos con el resto.

En la actualidad, el concepto adicción no se relaciona exclusivamente con el consumo de sustancias químicas o drogas, como pueden ser: opiáceos, alcohol, tabaco, cocaína, anfetaminas, benzodiacepinas, etc.

El concepto de la adicción, puede asociarse además a conductas o comportamientos a priori saludables y no peligrosas. Estas conductas, pueden convertirse en adictivas, en función de la fuerza, la asiduidad o la cantidad de tiempo y dinero que este invierta en llevarlas a cabo llegando a interferir gravemente en el funcionamiento del sujeto. Nos referimos por ejemplo a los siguientes tipos de adicciones:

-Adicción a internet.

– Adicción al trabajo.

– Adicción al juego.

– Adicción al sexo.

– Adicción a las compras.

– Adicción a la comida.

¿Cómo podemos ayudarte?

En la mayoría de los casos, las personas que padecen alguna adicción no siguen ningún tratamiento. Sin embargo, existen pruebas que confirman que las personas que piden ayuda consiguen mejorar su calidad de vida de manera importante. En la mayoría de los casos, las adicciones se abordan desde una perspectiva multidisciplinar, siendo la terapia psicológica un punto imprescindible y fundamental en la intervención.

En cualquier tratamiento, ha de tenerse en cuenta, que cada individuo es único y por ello el plan de ayuda será en cada caso personalizado buscando siempre ayudarle a restablecer y mejorar de manera sustancial, cada una de las áreas importantes de su vida: salud física y mental, relaciones familiares y sociales, trabajo, etc.

En el Centro de Psicología y Psicoterapia Haizea Gómez trabajamos las adicciones, siempre con la colaboración del paciente, desde diferentes planos importantes: autoestima, el control de impulsos, el manejo de las emociones, estrategias de afrontamiento, herramientas para prevenir recaídas, etc.

10

¿Empezamos?

Si quieres pedir una cita o tienes alguna duda, ponte en contacto con nosotras.

Puedes pedir cita para ti o para alguien de tu entorno de una manera rápida y sencilla.

Contacta con nosotras