Terapia de pareja

El amor real es reciproco, bidireccional. Es dar y recibir al mismo nivel. Nunca por encima de ti, nunca por debajo de ti, siempre a tu lado.

La vida en pareja es una de las relaciones más difíciles que existe, no solo para formarla, sino, sobre todo, para mantenerla.

Si estás buscando un profesional especializado en resolver conflictos de pareja en Bilbao, estás en el sitio adecuado

  • ¿Discutes más de lo habitual con tu pareja?
  • ¿Sientes que tu pareja no te comprende o entiende?
  • ¿Te sientes emocionalmente distanciado/a?
  • ¿Sientes malestar en la convivencia o en la relación?
  • ¿Has detectado falta de comunicación, atención o afecto?
  • ¿Te sientes inmerso/a en la rutina?
  • ¿Desconfías de tu pareja?
  • ¿Te sientes insatisfecho/a con la calidad de tus relaciones sexuales?
  • ¿Alguna de las partes ha sido infiel?
sky-2601156_640

¿Nuestros problemas son lo suficientemente graves como para pedir ayuda?

Muchas parejas pasan por momentos difíciles que pueden acabar rompiendo la relación. Los motivos que llevan a una pareja al conflicto son muy diversos y complejos. En ocasiones existe un claro detonante, como una infidelidad o celos, y en otras se trata de un deterioro en la relación que va aumentando cada vez más el malestar personal de cada uno de sus miembros.

Las parejas tienden a subestimar la gravedad de sus problemas. Pensar que no funciona es algo tan difícil de asumir que preferimos ignorarlo. Solemos engañarnos atribuyendo las dificultades de pareja a cambios propios de las etapas por las que pasan a lo largo del tiempo.

La Terapia de Pareja ofrece apoyo e interviene para explicar las causas que la han llevado a la situación actual, creando un espacio de apertura, escucha y objetividad que permite comunicarse en un marco de relación diferente al de la comunicación cerrada y repetitiva que a menudo surge en los conflictos, detectando los patrones destructivos que se han establecido dentro de la pareja y proponiendo pautas, ejercicios y negociaciones para llegar a una solución de los problemas estable y romper las barreras que bloquean la relación.

Si algo de esto te está ocurriendo, es señal de que algo no está yendo bien en tu relación de pareja.

Cuando la relación empieza a deteriorarse y las soluciones planteadas por la pareja no funcionan, es el momento de no demorar por más tiempo este sufrimiento y acudir a terapia de pareja para intentar recuperar el vínculo con ayuda de un profesional.

Incluso si estás pensando en divorciarte, es importante recibir ayuda para gestionar la ruptura de una manera adecuada y que ambas partes os generéis el menor sufrimiento posible, así como garantizar el mejor cierre de la relación. De esta manera, cada uno puede continuar con su proyecto personal y no estancarse.

Conseguimos grandes resultados volviendo a avivar la chispa que creíais perdida. Conoce nuestra metodología.

En primer lugar, se realiza una primera sesión con ambos miembros de la pareja para conocer con el máximo detalle posible vuestra historia, el momento en el que os encontráis actualmente y explorar cuales son los objetivos que os gustaría alcanzar a cada uno de los miembros.

Es fundamental que ambas partes tengáis los mismos objetivos. La terapia de pareja no es efectiva cuando una de las partes quiere dejar la relación y la otra recuperarla. Por eso, en la primera sesión estableceremos los objetivos que queréis conseguir y en función de los mismos estableceremos un plan de tratamiento encaminado a gestionar las dificultades que puedan existir.

En la terapia de pareja cada persona es escuchada y se le da la misma validez a la historia y vivencia de cada miembro. No es un juicio en el que se determina quien de las dos partes tiene la razón. En terapia de pareja se parte de la premisa de que los conflictos y problemas de pareja se generan, desarrollan y se mantienen por la interacción de dos personas que participan en la misma. Por consiguiente, ambos miembros de la pareja forman parte tanto del problema como de la solución

Los dos sois parte del problema y los dos sois parte de la solución 

La idea es que desde la primera sesión establezcamos una serie de pautas conjuntas en las que ambas partes estéis de acuerdo y veamos cómo podéis cada uno de vosotros trasladar estas pautas a vuestro día a día. Para ello son de gran importancia las tareas que se os recomiendan entre sesión y sesión, ya que es la forma de llevar a la práctica lo trabajado en la sesión y que no quede en algo meramente teórico.

A veces, es necesario, además de las sesiones conjuntas, llevar a cabo sesiones individuales en las que cada miembro de la pareja trabaje aspectos de su historia personal.

Anímate y descubre todo lo que conseguiremos juntos

  • Mejorar la comunicación con tu pareja, potenciando las interacciones que llevan a una mayor intimidad y a una relación más armónica.
  • Potenciar los recursos de cada miembro de la pareja y la adquisición de actitudes y comportamientos que refuercen los vínculos afectivos e incrementen los niveles de satisfacción y felicidad en la relación.
  • Empatía A la hora de solventar una situación adversa entre varias personas, nuestra mejor herramienta es ponernos en los zapatos de los demás para entender sus preocupaciones y sus emociones. De esta manera, desarrollar la empatía nos conduce al entendimiento y a solucionar los conflictos.
  • Aceptación y solución de conflictos La terapia nos ayuda a tomar la decisión de continuar con la relación o acabarla. Nos ayuda a encontrar los motivos para cualquier desenlace y, en consecuencia, a aceptarlo en caso de ruptura.
  • Mejora de la autoestima La empatía y la aceptación nos hace crecer como individuos, al igual que la toma de decisiones. Se trata de un refuerzo mental y anímico a la hora de subir una autoestima baja. Algo muy común cuando nos encontramos en una relación tóxica que nos drena energía de continuo y que no identificamos hasta que una tercera persona nos lo hace ver.

«Nuestra relación de pareja puede brindarnos una gran felicidad y satisfacción en nuestra vida… y también mucho sufrimiento si la relación comienza a ir mal.»

¿Empezamos?

Resolveré cualquier duda sobre el tratamiento

Si estás considerando un tratamiento para ti o crees que podría ser de ayuda para alguien de tu entorno personal o familiar, ponte en contacto conmigo.

Contacta conmigo