Siento miedo cuando pienso en salir a la calle

SIENTO MIEDO CUANDO PIENSO EN SALIR A LA CALLE


Ahora que podemos empezar a salir, hay personas que se ven superadas por la sensación de ansiedad o angustia. Hoy te cuento las claves que pueden ayudarte a superarlo.

El hecho de salir de casa, una rutina tan simple a lo que hace unos pocos meses no le prestábamos ningún tipo de atención, se ha convertido para algunas personas en algo complejo.

Tras estar casi dos meses confinados en casa y realizar ciertas salidas concretas para hacer la compra o tirar la basura, ha llegado el momento en el que poco a poco, de forma progresiva, podemos empezar a salir. Mientras has estado confinado, puede que hayas suplicado mil veces por un rato al sol o por un paseo, y ahora que puedes, te paralizas cuando intentas salir sin saber muy bien por qué. El miedo, la ansiedad y la angustia se apoderan de ti y te impiden salir de tu casa, o al menos, salir de una forma «tranquila».

 

Por una parte, es lógico que, debido a la situación en la que nos encontramos, tengamos cierta incertidumbre a la hora de salir a la calle. Las salidas ahora mismo no son iguales a cómo lo eran antes de estar en estado de alarma. Actualmente, cuando salimos a la calle vamos atentos a caminar a dos metros de todas las personas que nos encontramos, nos fijamos en si los demás van con mascarilla o guantes o no, procuramos no tocar cosas que hayan podido tocar otras personas, etc. Este tipo de cosas a las que antes no les prestábamos ningún tipo de atención ahora se han convertido en algo a lo que atendemos constantemente cada vez que salimos a la calle. Hasta aquí es algo lógico y comprensible teniendo en cuenta la situación que nos ha tocado vivir.

Por lo tanto, hay que tener presente que es normal sentir cierto miedo cuando pensamos en salir a la calle debido a que llevamos muchas semanas «encerrados» en casa y que además, como comentábamos, la forma de salir a la calle ha cambiado tanto en tan poco tiempo.

Mujer, La Cara, Acoso Escolar, Estrés, Vergüenza

¿Cuándo surge el problema?

El problema surge cuando esto se convierte en algo que nos incapacita y nos bloquea. Cuando sentimos que la situación nos supera y tenemos un miedo muy intenso o pánico al pensar en el hecho de salir a la calle. Hay personas que en este momento puede que ni siquiera sientan el impulso de hacerlo o, si lo tienen que hacer, sienten que su cuerpo se activa y reacciona indicándoles que tienen que huir de esa situación porque es peligrosa.

Aunque debemos ser comprensivos y tolerantes con nosotros mismos, y no forzarnos a tener que salir ya mismo, es necesario saber cómo podemos superar este miedo porque llegará un momento en el que necesitemos salir de casa. A continuación, te sugiero algunas pautas que quizá te pueden ayudar a que la salida de casa no te genere tanta ansiedad ni tanta angustia.

 

Pautas para salir a la calle sin angustia ni ansiedad

1. Céntrate en el momento presente.

Aunque la situación que estamos viviendo es algo nuevo y nos ha supuesto muchas emociones, hay que centrarse en lo que está ocurriendo aquí y ahora, es decir, en el momento presente.

Nos seguimos encontrando en una situación incierta, que no sabemos de qué manera va a evolucionar, pero el pensar en el futuro no va a hacer que encontremos la solución ni que la situación sea menos incierta. Además, cuando tenemos ansiedad, pensamos en el futuro de una forma catastrofista y negativa; desconocemos si esas cosas que tanto tememos se van a producir o no pero, sin embargo, acabamos asumiéndolas como reales. Esto no nos ayuda a serenarnos ni a tranquilizarnos, al contrario. Por eso, es importante que evaluemos lo que conocemos, es decir, el momento presente.

Trata de centrarte en que a pesar de que la situación sigue siendo incierta, hace unos días no podíamos salir a la calle y ahora por ejemplo podemos hacerlo, lo cual es un avance importante.

 

2. Siéntete cómodo y seguro.

Desinfectante De Manos, Sanee, Desinfectante, Higiene

Antes podíamos salir de casa de cualquier manera. Ahora la situación ha cambiado y es conveniente que pensemos en cómo podemos sentirnos más cómodos y seguros cuando nos planteemos salir a la calle. Quizá te ayude salir con ropa cómoda, con ropa que cuando llegues a casa te puedas quitar con facilidad y echar a lavar. También puede que te de seguridad el salir con mascarilla o con guantes. O quizá te viene bien el hacer unos ejercicios de respiración antes de salir a la calle. Trata de pensar y llevar a cabo todas las cosas que pueden ayudar a que te sientas más cómodo y seguro cuando salgas a la calle.

 

 

3. Sal de forma progresiva

Quizá en todo el tiempo que llevamos de confinamiento no has salido de casa para absolutamente nada porque puede ser que otras personas se hayan encargado de hacer las compras, de tirar la basura, etc. En ese caso, tampoco es necesario que el primer día que salgas una hora. Lo más conveniente sería que pudieras empezar a salir poco a poco, estableciendo ciertos objetivos o retos. Quizá puedes empezar por salir a tirar la basura un día y quedarte 5-10 minutos en la calle, al día siguiente puedes plantearte dar un paseo de 20-30 minutos por una zona que te guste, etc. La idea es que puedas ir acostumbrándote a la sensación de salir a la calle y al ambiente que se respira.

4. Busca como puedes distraerte en el momento de salir

Sabemos que el cuerpo necesita activación y movimiento y pasear es una forma de darle a nuestro cuerpo eso que tanto necesita. Al mismo tiempo, nuestra mente también requiere distracción y despejarse de los pensamientos catastrofistas y de aquellos que nos generan ansiedad. Por eso, aunque debamos estar atentos de no tocar nada y de la distancia de seguridad, podemos buscar algo que nos ayude a evadirnos un poco de esos pensamientos. Hay personas a las que por ejemplo les ayuda el ponerse música para andar, a otras les ayuda salir a caminar con la persona con la que conviven o ir hablando con algún familiar o amigo por teléfono. Trata de encontrar algo que a ti te pueda ayudar a evadirte un poco de esos pensamientos ansiosos y catastrofistas.

 

5. Escoge una hora en la que haya menos multitud de gente

Aunque tenemos que tener presentes las restricciones horarias y nuestras responsabilidades laborales o familiares, en la medida de lo posible, es conveniente que escojas una hora para salir en la que haya menos gente. Esto puede ayudar a que te sientas más tranquilo y seguro y a que puedas disfrutar más del paseo o del ejercicio.

 

Globos, Primavera, La Naturaleza, Acuarela, Niño, Salto

¡No te presiones con tener que salir inmediatamente a la calle pero trata de encontrar la manera de salir lo más tranquilo posible cuando decidas hacerlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *