Cómo fomentar la asertividad en nuestro día a día

CÓMO FOMENTAR LA ASERTIVIDAD EN NUESTRO DÍA  A DÍA
Resultado de imagen de DÍ LO QUE TE MOLESTA CUANDO TE MOLESTE

Tenemos que aprender a decir las cosas que nos molestan cuando nos molesten y no cuando estemos hartos/as de que suceda lo mismo una vez tras otra. El momento más adecuado para indicar que algo te molesta, te hace daño… es ahora. Solo en este momento podrás decirlo con tus mejores palabras y con asertividad.

Si esperamos a estar hartos/as y a que eso nos sobrepase, hablaremos desde nuestro enfado, desde nuestra rabia…y terminaremos probablemente ofendiendo a la otra persona, ya que tendremos «enquistado» el malestar que eso nos produce. Y probablemente no seremos capaces de expresarnos con palabras adecuadas. La otra persona lo percibirá como un ataque y entraremos así en una espiral sin salida ni solución.

Sin embargo, si decimos las cosas que nos molestan en el momento en que nos molestan, podremos hacerlo desde un estado de mayor consciencia y mayor serenidad.

Por tanto, te propongo tener en cuenta los siguientes 4 pasos:
– La próxima vez que te moleste algo de alguien, tomate unos minutos para reflexionar a solas sobre qué te molesta y por qué te molesta ese comportamiento concreto.

– Una vez hayas reflexionado y seas consciente de ello, ve a hablar con la persona que ha tenido un comportamiento que no te ha gustado y explícale desde una posición serena cómo te ha hecho sentir ese comportamiento concreto a ti.

– Pregúntale porqué ha tenido ese comportamiento, tratando de entender también su punto de vista.

– Sugiérele lo que te gustaría que hiciera la siguiente vez que os encontréis en una situación similar a la actual.

Actúa con asertividad, ya que solamente así podrás expresar lo que sientes sin acusar ni herir a la otra persona, respetándole y respetándote a ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *